Elfos Lólindir

Los elfos son seres inmortales creados por la diosa Dirwest. Estas criaturas cuentan con su propio mundo conocido como el Reino de los Elfos, donde las distintas razas de elfos conviven en armonía y honran a la naturaleza a través de sus acciones. Dirwest es conocida como la diosa de la templanza, amante de la naturaleza y una de las diosas más benévolas de todos los existentes.

Los elfos se dividen en cuatro especies bien diferenciadas. Existen los elfos Lólindir, los elfos Fëanor, los elfos Beren y los elfos Inglor. Cada especie representa un símbolo dentro de los cuatro elementos que rigen el mundo. El Reino de los Elfos también está dividido en estos cuatro elementos, creando zonas donde cada raza habita y permitiendo existir a estos seres.

Cada raza de elfos tiene unas cualidades innatas a su poder elemental y por ello vamos a dividirlos dentro de este glosario que estamos creando. Hoy trataremos a los elfos Lólindir, mostrando cómo son, dónde viven y qué poderes tienen. Comenzaremos explicando un poquito su entorno.

Los elfos Lólindir residen en el Reino Lólindir, forjado en el inicio de los tiempos por Lenwë Telemar y gobernado actualmente por Nienna Culmáno. Este reino se caracteriza por alcanzar temperaturas entre los 50º y los 60 grados  haciendo que sus valles sean áridos, sembrados de tonos anaranjados y rojizos. Todos los “extranjeros” que visiten sus tierras deben tomar una bebida especial para combatir el calor, los elfos Lólindir la llaman Lutharion y rebaja la temperatura corporal del ser.

La comunidad Lólindir se considera plagada de guerreros de sangre caliente. El valor de familia está por encima de cualquier otra máxima, cuidan a los suyos hasta las últimas consecuencias y tienen un sentido de la rectitud muy firme. Estos elfos tienen un temperamento rudo, brusco, pero solo al principio y ante el desconocimiento de los demás. Anteriormente, tenían como obligatorio el “servicio militar”, pero hoy en día no es una obligación para los más jóvenes. No obstante, los elfos se inscriben en él porque comprenden la necesidad de proteger su Reino, su vida y la de todas las personas a las que conocen.

Los elfos Lólindir suelen ser callados, son desconfiados y solo entregan su confianza una única vez. Sin embargo, su amistad es duradera siempre que no sea rota por alguna de las partes y perdurará en el tiempo. Estos elfos suelen ser posesivos cuando se enamoran, el fuego que corre por sus venas les hace apasionados y protegen a su pareja ante cualquiera. Suelen llevarse muy bien con los Moraks que tienen poderes psíquicos propios del fuego como puede ser la piroquinesis, la fragoquinesis, entre otros. Existen tanto hembras como machos elfos, dándose casi siempre uniones dentro de la misma raza, aunque existen casos de elfos casados con otros elfos de distintos reinos.

Todos los elfos son diestros con el arco, tienen un don innato con este instrumento y lo utilizan para cualquier batalla. Su precisión con el arco es excelente, independientemente de qué reino sea y de dónde proceda. Fue uno de los dones que les entregó la diosa Dirwest cuando los creó. El agudizado sentido de la vista, el oído e incluso el olfato es otro de los regalos que les entregó la diosa en su conjunto. Sin embargo, los elfos Lólindir cuentan con unos poderes que exponemos a continuación.

  • Las fechas que estos elfos lanzan son de fuego, quemando todo lo que encuentran a su paso e incendiando el cuerpo del ser en el que se claven. El fuego Lólindir es muy duradero, se considera la llama que jamás se apaga e incluso en un día ventosos es imposible apagarlas y solo el agua consigue extinguirlas.
  • Las espadas, dagas y puñales de los elfos Lólindir se calientan al rojo vivo cuando sus dueños sienten el peligro o son atacados por sus enemigos.
  • Algunos elfos Lólindir tienen la capacidad de elevar la temperatura corporal de otros seres. También cuenta con la capacidad de lanzar fuego con las manos siempre que pronuncien una sencilla palabra: “Lintan”.
  • Existen determinados elfos, los más poderosos de todas las especies, que consiguen extraer de su interior un rayo de su propio elemento y lanzarlo contra un objeto en concreto. Esta magia élfica solo suele utilizarse en las brechas que se abren entre los distintos mundos y que solo pueden “cerrarse” con estas acciones.

Los elfos Lólindir no pueden morir por enfermedades, tampoco por heridas simples, sino solo mediante la desangración completa del cuerpo. Como ya he dicho más arriba, son seres inmortales, aunque tienen la capacidad de ascender. Esto significa que dejan la vida terrenal, el Reino de los Elfos o cualquier otro mundo que habiten y se elevan hacia los que ellos consideran el descanso eterno. No es una muerte sino una nueva manera de existir, en un plano distinto y donde podrán reunirse con todos los seres queridos que se elevaron o fallecieron.

Anuncios