¡Ya he vuelto! Las Navidades se han acabado, todavía estamos recuperándonos de los excesos y una servidora ha aprovechado para tomar varias decisiones. No sé cuántas de ellas se llevarán a cabo todavía, ya sabéis que la mente es cambiante y la voluntad ya ni os cuento… ¡Qué le vamos a hacer!

Las ganas que tenía de retomar el blog eran MAYÚSCULAS, como podéis ver aquí y me ha costado mucho esfuerzo, no ponerme más de una vez con el ordenador a trastear por aquí. ¿Queréis que os cuente mis determinaciones? ¡Pues allá van!

Tengo pensado promocionar “Puro Fuego” mucho más. ¿Y cómo? Pues eso es lo que todavía está rondando mi cabeza, no sé aún cómo voy a lograrlo, pero seguro que más de uno me dará su apoyo en eso. He pensado mucho en la auto-publicación, quizá más de lo que debería, pero tras publicar esta historia en el blog no sé cómo podrían fusionarse ambas ideas en un posible camino hacia la escritura “reconocida”.

Sí, tengo que daros una mala noticia. Solo es pasajera, no es por una falta de imaginación, sino más bien la carencia de tiempo. La segunda parte tardará un pelín más de lo que esperaba, dado que tengo una historia en el horno, casi apunto de explotar y quiero rendir igual para ambas. Y aún así os voy a dar una pista tremenda, ya sabéis para suplir la larga espera por el retraso, sobre la pareja del siguiente libro. (Si no has leído el final te aconsejo que no continúes).

ADAIR Y SARAH SERÁN LOS SIGUIENTES PROTAGONISTAS DE LA SAGA “THE ANFARWOLDS”.

¿Os habéis sorprendido? ¡Seguro que no! ¡Ah, ah, ah, quizá sabíais quién era la pareja! Pero lo que no sabéis es cómo va a ocurrir todo entre ellos, apenas conocéis la vida de Adair y os aseguro que es para quedarse heladita en el sitio.

Y como no podía ser de otra manera, aprovecharé los miércoles para ir actualizando el blog con paisajes, canciones o fichas de personajes y razas que aún no están por aquí. Aunque parezca que me olvido, no es mi intención, pero una solo tiene una cabeza y dos manos. ¡Estoy pensando en poner a trabajar a Amras o quizá a Evan a ver si se redime un poquitín!

Y hablando de estos dos machotes… ¡Sé que os debo unas imágenes! Este fin de semana es mi propósito ponerme con ello, pero no prometo nada, que después no me gusta incumplir palabras y seguro que Adair me regañaría por eso.

Sin nada más que contaros, espero que hayáis pasado unas bonitas fiestas con todos vuestros familiares y me encantaría saber qué pensáis de todo lo dicho. ¡Por favor, contadme cositas vuestras! mientras tanto, nos vemos por Facebook, donde se conoce a gente maravillosa.

Anuncios